finca-eventos

Claves para elegir una finca para eventos

¿Quieres celebrar tu boda y no sabes dónde? No te preocupes, a continuación vamos a darte las claves para que selecciones el mejor de los lugares y sobre todo, que encaje a la perfección con la boda que quieres celebrar.

Tipo de evento:

Lo primero que debes preguntarte es qué estilo de celebración estás buscando: puede ser una idílica celebración campestre, de estilo vintage con decoración de otras épocas, ibicenca llena de blanco o de estilo flamenco con el encanto del sur.
Esto es muy importante pues es el marco en el que encuadrarás todos los elementos de tu boda y además elimina preocupaciones, ya que al tener una base no tienes que combinar estilos distintos ni vas a quedarte sin ideas. Para una boda rural, la mejor idea son monasterios y caserones; para una boda vintage cualquier edificio antiguo y romántico; para una boda flamenca una finca al aire libre, etcétera.

Qué posibilidades ofrece:

Una vez elegido el lugar en el que la vamos a celebrar, hay que ver qué opciones permite este y qué tipo de celebración buscamos. No es lo mismo una celebración matinal con un gran banquete, que una celebración por la tarde, con cóctel nocturno y pista de baile.
Lo primero es saber qué es lo que te apetece y si es posible, que pegue con el tipo de finca que hemos seleccionado.

Que sea confortable:

Aunque sea el día más feliz de tu vida, hay que tener en cuenta a los invitados, que son las personas que más nos quieren, como amigos y familia, y que merecen estar cómodos. Muchas veces, a las bodas asisten personas de la tercera edad o niños, y para que disfruten es necesario que el lugar que hemos escogido tenga todo tipo de facilidades y comodidades para que no se sientan apartados. Además, la accesibilidad es indispensable para personas con diversidad funcional.

Cuántos invitados puede albergar:

No es lo mismo una celebración íntima con solo los más allegados que una en la que reunamos a todos los familiares y amigos del novio y de la novia en el mismo sitio. Por ello, hay que atender a la capacidad del lugar que hemos escogido para celebrarla.
Por ejemplo, una antigua ermita en medio del campo está muy bien para una pequeña celebración, pero quizá no es la mejor opción para acoger a 100 o 200 personas.

El ambiente exterior:

No te limites a elegir el edificio o el terreno en el que vas a celebrar la boda, mira a tu alrededor y observa el paisaje. Muchas veces nos encontramos con fincas para celebración de bodas muy encantadoras pero que están rodeadas por carreteras ruidosas y contaminantes o edificios poco vistosos.

Fincas y espacios ilegales de eventos:

Fincas con Orden de Cese de Actividad Fincas investigadas
plataforma de afectados Cuéntanos tu experiencia