Relajar los nervios antes del gran día

Son muchos meses de preparativos y estrés hasta que tienes definido y gestionado cada detalle de la boda. Cuando ya está todo hecho y solo queda disfrutar, entran los nervios en acción, sobre todo el día de antes; pensando si saldrá todo bien, si te ha olvidado algo, si hará buen tiempo…

No debéis dejar que los nervios arruinen ni el día de antes ni por supuesto el día de la boda, por eso, hemos hecho una lista con una serie de consejos para poder calmar los nervios.

El día de antes de la boda

Necesitas dormir plenamente para poder estar descansado al día siguiente. Lo recomendable es entre 8 y 10 horas. Para ello, debes empezar a dormir estas horas las dos ultimas semanas antes de la boda para establecer la rutina y poder dormir ese día plácidamente. También te recomendamos no comer mucho ese día, sobre todo, no ingerir dulces. Los nervios se agarran al estomago y con el estomago lleno se acentúan los nervios.

Bebe bastante agua para ayudar a tu cuerpo a descansa y a mantener la piel hidratada y preparada para la boda.
Por último, te aconsejamos que hagas ejercicio el día de antes. Liberaras el estrés acumulado y desconectaras por un tiempo.

El día de la boda

Te aconsejamos que antes de salir de casa hagas una lista de todas las cosas que necesitas llevar y hagas el check de que están todas contigo.

En el caso de que algo no salga como esperabas, no os pongáis nerviosos, posiblemente los invitados ni se den cuenta de que algo no esta saliendo como debería.

Intenta buscar siempre la mirada de alguien que te aporte seguridad, como la de tu madre o la de tus hermanas. Su mirada te dará toda la tranquilidad y paz del mundo.

Pero sobre todo… ¡Disfruta del día!

Fincas y espacios ilegales de eventos:

Fincas con Orden de Cese de Actividad Fincas investigadas
plataforma de afectados Cuéntanos tu experiencia